Blog

Google se enfrentará a una multa de más de 1.000 millones de euros

Una vez más, Google tendrá que verse las caras con la Comisión Europea. Durante los últimos años, Google ya ha tenido algún que otro problema con la UE debido a supuestas prácticas de monopolio que se han visto traducidas en multas millonarias, y todo apunta a que la historia volverá a repetirse muy pronto. Tal como afirman desde 9to5Google, la Comisión Europea estaría estudiando la imposición de una multa hacia Google, de una suma que aumenta hasta los 1.000 millones de euros, debido, una vez más, al supuesto abuso de posición dominante por parte de Google.

Google se enfrentará a una nueva multa millonaria

A pesar de que la Comisión Europea no ha querido pronunciarse al respecto de la cuantía de la multa, desde el diario The Guardian afirman que los investigadores de la UE habrían descubierto ciertas prácticas llevadas a cabo por Google con el fin de posicionar favorablemente en los resultados de búsqueda su plataforma de ventas, Google Shopping, y así obtener un mayor número de beneficios. La Comisión Europea habría encontrado injustas estas prácticas por parte de la gran G, y por ello, se pretende multar a la compañía con más de 1.000 millones de euros. Como decíamos, no es la primera vez que Google se ve las caras con Europa. El año pasado, la gran G ya tuvo que pagar una multa debido a la instalación de aplicaciones preinstaladas en el sistema operativo Android, y ahora, además de tener que enfrentarse a esta nueva penalización millonaria que supondría el 10% de los beneficios obtenidos por parte de la compañía durante el pasado año 2016, Google se verá obligada a modificar sus algoritmos para acabar con este tipo de prácticas, o de lo contrario, tendrán que pagar un 5% de su volumen de negocio diario por cada día de retraso. Por el momento, Google no se ha pronunciado al respecto de esta información, aunque a finales de 2016 ya publicaban un comunicado mediante el cual manifestaban su desacuerdo con estas acusaciones, afirmando que “una mayor calidad no significa anticompetitividad”. Sea como sea, lo más probable es que, una vez más, la compañía decida recurrir a los tribunales europeos, alargando este caso durante años. Fuente: andro4all.com