Noticias

Cómo cuidar la batería de tu móvil: 3 cosas que no debes hacer

Cargar el móvil es una de las cosas más sencillas, pero es posible que estés haciendo algo mal. La batería es uno de los componentes principales de tu smartphone y puede determinar cuándo cambiar de dispositivo. Puede que la cámara o la pantalla no necesiten cuidados extra, pero la batería de tu dispositivo sí. Es importante seguir ciertos hábitos para maximizar su vida útil y que así funcione a pleno rendimiento durante mucho más tiempo. Hoy te contamos cómo cuidar la batería de tu móvil con 3 cosas que no deberías hacer.

No descargues la batería de tu dispositivo hasta el límite

¿Utilizas tu dispositivo hasta que la batería muestra un 10 o 5% de capacidad? ¡Lo estás haciendo mal! Las baterías de los móviles actuales tienen su punto de estrés máximo cuando la capacidad está al mínimo o al máximo. Esto quiere decir que no es bueno descargar la batería por completo, o al menos no convertirlo en un hábito.

Varios estudios afirman que las baterías actuales deberían oscilar entre el 20 y 80 por ciento. Por debajo o por encima de esta capacidad comienza el punto de estrés del que os hemos hablado. Lo mejor para las baterías de este tipo es no llegar a estos puntos de estrés, aunque no pasa nada si lo haces de vez en cuando.

Lo estarás haciendo mal si todos los días descargas la batería por debajo de este 20 o 15 por ciento. Este hábito puede hacer que la vida útil de la batería se reduzca considerablemente. Una de las consecuencias de hacer esto durante un periodo de tiempo prolongado puede ser una reducción drástica de la capacidad de la batería.

Da igual qué móvil tengas, lo mejor es que no descargues su batería por debajo del 15%. Un día o una semana haciéndolo no afectará a la batería, pero sí varios meses. Intenta conectar el dispositivo cuando esté sobre el 20 o el 30 por ciento y tu batería te lo agradecerá.

La temperatura es un enemigo importante para tu batería

Las altas temperaturas no se llevan demasiado bien con la tecnología. Los chips, placas y circuitos siempre deben estar refrigerados, cuanto más mejor. Con las baterías no ocurre exactamente esto, pero es muy recomendable que no aumenten su temperatura demasiado. ¿Te acuerdas del punto de estrés? Las altas y bajas temperaturas también generan esta situación en las celdas de tu batería.

Es mejor que tu batería esté más fría que caliente, aunque no demasiado. El mayor problema en los smartphones es el calor, pues un dispositivo electrónico no genera frío. Sí genera mucho calor, por lo que debes tener en cuenta esto a la hora de utilizarlo.

Utilizar tu móvil mientras lo estás cargando es algo que no se lleva bien con la batería. Este proceso hace que la temperatura aumente considerablemente, mucho más si estás jugando o realizando procesos importantes para la CPU. Este aumento de temperatura es muy malo para la batería.

Es probable que tu dispositivo se caliente por el simple hecho de ponerlo a cargar. No ocurre nada si solo genera un poco de calor, es normal. El problema está cuando tocas el dispositivo y su temperatura es considerable. Varios consejos:

Deja de utilizarlo mientras está cargando
Apágalo para que solo cargue y el resto de componentes no genere calor
Quítale cualquier funda que pueda tener, esta podría estar generando dicho aumento de la temperatura
La temperatura puede hacer que la vida útil de una batería se reduzca considerablemente. Si quieres cuidar al máximo este componente, lo mejor es que lleves a cabo los consejos que te hemos dado.

Por supuesto, tampoco dejes tu dispositivo al sol, encima de lugares calientes o lo metas en el congelador. La bajada drástica de la temperatura también afecta mucho a las baterías, sobre todo en la capacidad.

Utiliza el cargador original o uno de calidad

No, cargar el móvil con un cargador o cable no original no degrada tu batería. Esto es un mito, pero sí debes tener en cuenta qué cargador utilizas. Siempre debe ser de calidad y mantener unos estándares. Comprar un cargador en una tienda de barrio por 3 euros (3 dólares) no es la mejor opción.

Este tipo de cargadores muy baratos pueden tener sistemas defectuosos o de poca calidad, lo que afectará, principalmente, a la temperatura de la carga. Ya sabes que esto es muy malo para tu dispositivo.

También entra en juego la calidad de los conectores. Un cable extremadamente barato puede tener una conexión de mala calidad y que no acabe de encajar bien en tu dispositivo. Esto puede suponer, en el peor de los cosas, un cortocircuito y problemas que van más allá de una temperatura elevada.

¿Es malo utilizar el cargador de un Samsung en un Huawei? ¡No! ¿Es malo cargar el móvil desde el ordenador? ¡No! Todos los móviles cuentan con sistemas de protección de la carga, por lo que utilizar un cargador más rápido o potente no incendiará tu dispositivo. La clave es utilizar cargadores de calidad, independientemente de si los fabrica Samsung, Huawei o Apple.

En el mercado existen fabricantes de accesorios con una gran calidad de fabricación y que ofrecen precios contenidos. Siempre debes fijarte en la calidad de estos productos y sus certificaciones. Si es extremadamente barato, desconfía.

Utilizar un cargador de muy mala calidad durante mucho tiempo puede ocasionar problemas en el conector de tu dispositivo, altas temperaturas durante la carga y, por lo tanto, una reducción de la vida útil del dispositivo.

Ahora ya sabes cómo debes cuidar la batería de tu móvil de la mejor manera y las cosas que no debes hacer repetidamente para lograr este cometido. Tener unos buenos hábitos con este componente puede hacer que su capacidad no se vea afectada en mucho tiempo y que funcione a la perfección mucho más tiempo.

Fuente: Proandroid.com

Related Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *